Nutriendo el Futuro

TraFon, como ciudadano corporativo, está comprometido con mejorar el bienestar del consumidor y Puerto Rico.


Sabía usted que…

De acuerdo con estadísticas provistas por el Centro de Control de Enfermedades, el nivel de obesidad en Puerto Rico ha aumentado de 16.8% a 22% entre el 1996 y 2002.

De acuerdo con la Agencia Federal de Protección Ambiental, Puerto Rico tiene una demanda energética de un 8% de energía comparada con el promedio mundial de 2%.

Según el Atlas Ambiental de Puerto Rico, Puerto Rico excede el consumo de energía per cápita en comparación con la mayoría de las islas vecinas en el Caribe.

En TraFon sabemos que hay muchas maneras de movernos hacia adelante, pero sólo una de mantenernos en pie. Creemos en tomar acción y en ayudar a construir un mejor futuro para todas las generaciones. Por ello, hemos diseñado un programa comprensivo de responsabilidad social titulado, Nutriendo el Futuro. El mismo cuenta con un doble propósito. Primero, educar a los consumidores sobre la importancia de mantener buenos hábitos nutricionales y en segundo lugar, contribuir al mejoramiento del ambiente.

Para poder completar esta labor, hemos desarrollado una agenda a largo plazo que incluye un despliegue de una serie de iniciativas. Las cuales creemos puedan tener un impacto material en nuestra comunidad. El primero, Proyecto Lonchera.


Proyecto Lonchera:

Como parte de nuestro programa de Responsabilidad Social Empresarial, TraFon Nutriendo el Futuro, presenta Proyecto Lonchera, un esfuerzo creado cuidadosamente para niños que cursan la escuela elemental.

Proyecto Lonchera, en su etapa inicial, se enfocará en promover de una nutrición buena y balanceada desde una temprana edad; mediante la alimentación saludable, estimulación de actividades físicas y consejería nutricional, todas estas de una forma interactiva y divertida.

El proyecto será lanzado con los hijos(as) de los empleados de nuestra compañía, seguido por la adopción de una escuela pública. Nuestra meta es obtener resultados medibles que demuestren que un plan nutritivo implementado a una edad temprana, es un componente vital en la vida de un niño/a. Este no solo ayuda a mejorar su productividad y nivel de atención en el salón, si no que a largo plazo, les permitirá vivir una vida más saludable.